transcend-tphoto-720

El marco digital, para tus fotografias y otros usos

Si crees que un marco digital sirve para poder presentar tus fotos favoritas en casa, estás en lo cierto. Pero también sirven para muchas otras cosas, y su propósito original se va diluyendo cada vez más.
Con la llegada de la fotografía digital, la necesidad de revelar las fotos pasó a un segundo plano. Si bien al principio llevábamos una selección de nuestras fotografías favoritas a que las convirtieran en papel, cada vez más gente se “conforma” con tenerlas únicamente en un soporte digital.

Se pueden ver en el ordenador, se pueden ver en el televisor, en el móvil… y cómo no, en un marco digital, que no es más que una pequeña (o no tan pequeña) pantalla LCD a la que se le añade una sencilla tarjeta gráfica con un par de funciones integradas.

Pero estos dispositivos han evolucionado rápidamente, integrando más y más funciones, buscando convertirse en los nuevos ultraportátiles domésticos, capaces no sólo de presentar contenido multimedia (fotos, vídeos, etc.), sino también de hacernos llegar información de utilidad como el tiempo, noticias, etc.

Veamos cómo están evolucionando los marcos digitales a través de cinco modelos-tipo.

Usando la última tecnología
Una de las tendencias en marcos digitales es ser los primeros en probar nuevas tecnologías, como las pantallas OLED, con una calidad de imagen muy superior, con colores más vivos y mayor contraste, permitiendo a su vez un consumo muy reducido y un grosor de pantalla ridículo.

Kodak fue la primera en sacar un marco digital basado en pantalla OLED. Si tienes 1000 euros y quieres un modelo tecnológicamente muy superior al resto, éste es tu marco.

Totalmente conectado
Pero la tendencia más seguida es la de conectar el marco a Internet. No se trata únicamente de poder conectarlo mediante WiFi a la red de nuestra casa para poder compartir los archivos que se encuentren en nuestro ordenador o consola (que también), sino también conectarse a nuestras cuentas de Facebook, Flickr, y más.

Se trata de marcos digitales que se comportan como un miniordenador con IP propia e incluso servidor propio de imágenes, pudiendo presentar información de todo tipo en tiempo real, especialmente la relacionada con redes sociales, como en el caso del marco HP Dreamscreen de la foto.

Marco-dock
Otra opción es convertir el marco digital en un docking port para un dispositivo multimedia portátil como el iPod o el iPhone. De esta manera, podemos acceder a todo el contenido del iPod en la pantalla del marco, pudiendo incluso reproducir música gracias a sus altavoces incorporados.

Se trata de una opción recomendable para quien no quiera demasiadas funciones pero le interese poder ver las fotos de su iPhone o iPod en una pantalla más grande.

Toda la información
Una variante de los marcos conectados a Internet son los que se especializan en presentar pequeños fragmentos de información mediante miniprogramas o widgets integrados en el dispositivo. Se trata de ofrecer información relativa al tiempo meteorológico, calendario y citas, o los últimos RSS de nuestros blogs o portales de noticias favoritos.

Así, no se trata de ver únicamente las últimas fotos, sino que nos ofrece un carrusel constante de información útil en todo momento.

¿Que has metido un marco dónde?
Por último, también hay marcos que uno no sabe en qué mente preclara han sido diseñados. Se trata de los minimarcos que aparecen en los sitios más insospechados, como en un vaso de cerveza o en una taza de café. Aparte de lo complicado que resulta ver las fotos en una superficie tan pequeña, está el problema de cuando lo queremos lavar…

Los marcos digitales siguen proliferando e integrando cada vez más funciones. Llegará un día que alcanzarán a los ordenadores de pantalla táctil y no podremos diferenciarlos.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *