credit-card

En espera de las tarjetas con chip

El comercio dominicano está a la espera de la llegada de los vientos que soplan en los Estados Unidos de Norteamérica, en México, China y otros países y que están creando las condiciones para que las tarjetas de crédito operen con chip, en vez de la actual banda magnética.
Esto eliminaría los fraudes y por lo tanto desaparecería el cobro de la comisión de descuento en perjuicio de los consumidores, para así afrontar esos y otros riesgos.
En varias ocasiones el comercio organizado ha cuestionado los descuentos a favor de las empresas intermediarias entre los bancos y los negocios que aceptan el uso de tarjetas de crédito en sus transacciones.
Ya en México la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) fijó el año 2013 como último plazo para que los bancos instalen un chip en sus tarjetas plásticas. En caso de no hacerlo, quedarán a su cargo todos los cobros no reconocidos.
En China, la Asociación Nacional de Tarjetas de Crédito (China UnionPay), que opera en varios países asiáticos, ha emitido más de 1,000 millones de tarjetas con pin de seis dígitos.
Igualmente en los Estados Unidos las gigantes Wal-Mart y Target, al igual que los restaurantes y empresas pequeñas, han lanzado una ofensiva para obligar a los emisores de tarjetas a utilizar el chip y están apoyando los planes de algunos legisladores para rebajar la comisión que se cobra por las transacciones con plásticos, y que podría cambiar el destino de flujos de dinero que el año pasado ascendieron a US$48 mil millones.
En una transacción típica en los Estados Unidos, el banco de la firma comercial deduce 1,9% de la compra, lo que se conoce como “tasa de descuento del comerciante”. La proporción más grande –el “cobro por transacción”- va para el banco emisor de la tarjeta, mientras que el banco del comerciante retiene el resto.
Las cadenas minoristas aseguran que los cobros erosionan sus ganancias e inflan los precios en hasta 3%.
La “Ley de Cobros Justos de las Tarjetas de Crédito”, como ha sido denominada la iniciativa legislativa en los Estados Unidos, permitiría a las cadenas negociar en conjunto los cobros y designa al Departamento de Justicia como árbitro. Las firmas de tarjetas y bancos estarían obligados a revelar los componentes del cobro y cómo se dividen el dinero. Según constan en el proyecto, que se encuentra en discusión en el Congreso, las agencias estadounidenses pagaron US$ 200 millones en cobros por transacción en 2007 porque no pudieron negociar términos mejores.
El vocero de la Federación Nacional del Retail, J. Craig Shearman, ha denunciado que los cobros asociados con Visa y MasterCard se triplicaron desde cerca de US$ 16 mil millones en 2001 a US$ 48 mil millones el año pasado. Todavía no se tiene claro si la iniciativa legislativa en los Estados Unidos impediría cargar gastos por fraude en la tarjeta de crédito, pero sí se tiene seguro de que empujaría hacia la tecnología más segura y que aumentaría el control del gobierno para que este tipo de cargos se haga más difícil.
Las claves
1. Consecuencia
La tarjeta con chip eliminaría los fraudes, por lo cual se dejaría de cobrar la tasa de descuento para hacer frente a este riesgo, lo cual beneficiaría al consumidor final.
2. Tasa de descuento
En una transacción típica en Estados Unidos, el banco de la firma comercial deduce 1,9% de la compra, lo que se llama “tasa de descuento del comerciante”. En Dominicana esa tasa es más alta.



2 thoughts on “En espera de las tarjetas con chip

  1. LUIS GURUMENDI

    quiciera sacar una tarjeta de credito de otro pais como puedo hacer esa transaccion att luis gurumendi (ECUADOR)

    Reply
  2. LUIS GURUMENDI

    quiciera sacar una tarjeta de credito de otro pais como puedo hacer esa transaccion att luis gurumendi (ECUADOR)

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *