google_street_view_car_prius_gets_ticket

Francia detecta que Street View recogía direcciones de correo electrónico

Francia pidió a Google que le mostrara los datos recolectados por los coches de su servicio Street View tras conocerse que los mismos detectaban y almacenaban información de tráfico de las redes wifi privadas sin cifrado. El primer resultado de la investigación es que Google recolectó direcciones de correo y extractos de contenidos de los mensajes. Google había asegurado que sus coches rastreaban una wifi durante cinco segundos y que con este tiempo apenas había posibilidad de detectar la navegación del internauta.
Las autoridades francesas, que tienen dos discos con la información solicitada a Google, están convencidas de que la empresa no únicamente recogió estos datos. También los empleó para enriquecer su sistema de geolocalización Google Latitude sin pedir autorización previamente. De confirmarse estos extremos tras cerrarse la investigación en septiembre, las autoridades galas podrían plantearse llevar a los tribunales a Google.
Las sospechas sobre Street View nacieron en Alemania que denunció que los coches recogían información de las redes wifi privadas abiertas. Google, tras una investigación interna, reconoció esta práctica y la atribuyó a un error. Varios países, entre ellos España, han exigido a Google que les entregue los datos recogidos en su territorio. La primera intención de la empresa era borrarlos en presencia de testigos, pero las autoridades de protección de datos quieren conocer qué tipo de datos ha conseguido Street View. Google planteó inicialmente que esta entrega podría vulnerar las leyes de la privacidad, pero Alemania solicitó un informe jurídico que apoyó su petición. En España, dos asociaciones de consumidores han denunciado a Google ante los tribunales.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *